SEVILLA DE OPERA

Los grandes como Mozart, Rossini, Beethoven, Verdi, Bizet o Donizetti ubicaron sus obras en la Sevilla Romántica del s.XIX. La ciudad se convirtió en “foco de atracción para pintores, viajeros, grabadores” y una larga lista de pintorescas personas. Su imán radicaba en que el ávido buscador de emociones encontraba “Oriente en Occidente”, ya que la capital hispalense era el último reducto islámico y, por tanto, un gran atractivo en el Romanticismo que recuperó el “orientalismo y el mundo medieval”.

Por esta razón Cenarte ofrece un servicio de lírica. Éste está especialmente diseñado para hacerlo durante un paseo por una hacienda donde vaya a celebrarse una cena de gala, o durante los aperitivos en una casa palacio. Usaremos ventanas desde donde se cantarán las principales arias; o corredores por donde los intérpretes cantarán ajenos al público.

El objetivo del servicio es que los clientes identifiquen melodías operísticas mundialmente conocidas con la ciudad de Sevilla, y hacerlo de una forma elegante.